jueves, 5 de noviembre de 2009

No está bien...

No soy parámetro de nada ni de nadie.
Sin embargo, entiendo que existen un montón de cosas
que no son adecuadas hacer...
O por lo menos, intento vivir de esa manera.
Por todo eso me permito decir:
Que no está bien estar con alguien por el pancho y la coca.
Intentar "levantarse" a alguien con frases rebuscadas.
Mentir, omitir, ocultar información en la primera cita.
"Vendernos" (que cosa tan espantosa), haciendo esfuerzos
por mostrar nuestro lado más agradable.
Tampoco hacerle creer que está frente a su peor pesadilla.
Demostrar timidez, inseguridad, vulnerabilidad apenas nos conocen.
Ante la primer muestra de interés del otro lado, llenarle el correo,
el celular, la vida, con palabras melosamente "bonitas".
Insistir hasta el hartazgo para que nos den una cita.
Confundir el "te quiero conocer" con "me quiero casar con vos".
Demostrar desesperación y ansiedad...
Todo eso conduce, inexorablemente, al fracaso .

Le escapo permanentemente a esas formas. Y también le escapo a las otras (a las opuestas).
Como creo que el amor no debe ser un trabajo, porque de esa forma perdería su lado placentero, me quedo tranquila esperando a que llegue sin hacer mayores esfuerzos.
Y eso... Eso tampoco está bien.
¿Entonces? Entonces nada.
Me quedo sin el pancho y sin la coca.

11 comentarios:

  1. Coincido con Ud…No es bueno ir solo por el pancho y la coca o el choripan y el vaso de vino… quédese sin ellos! No lo dude.
    Las personas que hacen esas cosas no son de una buena calaña… y más si le oculta cosas importantes o se vende por tan poco!.
    Me gusta mucho leer su espacio...!
    Un Besito.

    ResponderEliminar
  2. Alied:
    Le digo que como vengo hoy que todavía no pude no digo almorzar, picar algo aunque sea, el pancho y la coca me vendrían genial.
    Igual ud tiene razón, no hay que venderse por tan poco (ni por mucho).
    Me alegro que le guste.
    Otro beso

    Andadimelo:
    Y después dicen que los argentinos vivimos acelerados.
    Te espero. Besos

    ResponderEliminar
  3. Tranqui Querida!! Tranqui... la necesitamos vivita y coleando!.
    Parece que en todos los continentes estamos a las corridas... y gracias por hacerse el tiempo de contestar!!
    Mas Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Alied:
    Vivita, coleando y a las corridas.
    Siempre me hago el tiempo de leer y contestar pq me da placer hacerlo. En todo caso, gracias a ud por hacerse el tiempo de leer lo que escribo y comentarlo.
    Más besos

    ResponderEliminar
  5. Ya se mencionó por aquí que el amor es una mercancía más dentro del sistema económico. He aquí entonces que surge de sus apreciaciones una gran pregunta: ¿cuál es la cantidad de trabajo socialmente necesario para la producción de la mercancía amor? Como bien sabemos, las mercancías generalmente implican un alto contenido de trabajo, y su valor, no obstante, tiende a decrecer. Otros dirán que no es el valor, sino el precio lo que disminuye, con lo cual nos adentramos ya un poco en el sugestivo acápite del fetichismo de la mercancía (No olvidar las abundantes referencias sobre la alienación de la mano de obra no organizada ante la tan mentada mercancía) Sobre este punto, es abundante la inconografía y la oferta de productos on line, así que mejor me callo, hasta más leer.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Fer:
    La pucha, che. Una es presa de sus palabras y más si las deja debidamente escritas.
    Vamos por partes. El amor concebido en este mundo feroz y capitalista es una mercancía.
    La cantidad de trabajo socialmente necesario depende de las necesidades básicas de cada uno. Quienes desesperadamente necesiten de esa mercancía harán de todo por obtenerla. Quienes puedan vivir sin ella, no harán mayores esfuerzos por disfrutarla.
    Mi caso es absolutamente particular. No puedo vivir sin amor, puedo demostrarlo empíricamente, pero no creo estar dispuesta a hacer nada (trabajar) para obtenerlo.
    La seguimos cuando quiera a horarios de srtas decentes.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Andadimelo:
    Sí, claro. Solo con un fin de semana movido y movilizante.
    Ya vuelvo.
    Gracias por preguntar.
    Besos

    ResponderEliminar