jueves, 17 de diciembre de 2009

Me preservo...

De las miradas cómplices
que me dejan afuera.
De los comentarios malintencionados.
De los afectos y sus ideas equivocadas.
De los codazos.
De los susurros.
De las palabras.
De los secretos.
De los rechazos.
De las suposiciones.
De las intrigas.
De las preguntas incómodas.
De las respuestas esquivas.
Me preservo, por eso me callo.

6 comentarios:

  1. Caro: Obvio que uno debe preservarse de esta sociedad malintencionada y castigadora pero animese un poquito mas...
    No es tan malo despues de todo animarse
    a los susurros
    a los secretos
    a las intrigas
    Todo es cuestion de empezar y despues muy seguro que ya sabras a que atenerte y como cuidarse
    Andale!!!!

    ResponderEliminar
  2. Andadimelo:
    Me cuido para no sufrir, esa es la idea.
    Besos

    Mia:
    Si los susurros, los secretos y las mentiras son mías y tienen que ver con mi vida, no me gustan del todo pero... Hago lo que puedo.
    Pero si vienen de los demás y encima de gente que se quiere y mucho, prefiero evitarlos. Cómo? Callando.
    Diciendo "oh, si" y haciendo lo que se me da la gana.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ojalá no te preserves ante nuestros comentarios... :(

    saludos
    Marian.

    ResponderEliminar
  4. Solía sentir que siempre hay una parte de sí que debe protegerse, resguardarse, so pena de estallar en mil pedazos.

    Guardar de sí, para sí, un secreto lugar de silencio.

    Necesario para seguir cantando.

    ResponderEliminar
  5. Marian:
    Por ahora no ha sido necesario.
    Saludos

    Fer:
    Me resguardo, me calmo, me guardo.
    Nunca me gustaron los secretos pero algunas veces se hacen necesarios.
    besos

    ResponderEliminar